img

Benchmarking competitivo: qué es y cómo hacerlo

El Benchmarking es el proceso de comparar tu empresa con otros competidores utilizando un conjunto de KPI’s específicos y adecuados al sector o estrategia. Esto se utiliza para medir el estrategia de una empresa y compararlo con otras empresas similares a lo largo de un periodo determinado.

Esto, a menudo también incluye observar las acciones detrás de estas métricas. Esto significa que las empresas pueden buscar definir «mejores prácticas» para métricas específicas y compararlas con sus propios métodos. Este es también un paso importante en el análisis benchamarking.

Los beneficios son claramente obvios.

No solo obtendrás una visión general organizada de tu empresa y cómo te está yendo a diferentes niveles, sino que también podrá seguir siendo competitivo. La evaluación comparativa significa que puede detectar fácilmente cuándo les está yendo bien a tus  competidores o cuándo comienzan a tener dificultades, los cuales son los mejores momentos para evaluar tu propia estrategia.

Los puntos de referencia competitivos se pueden adaptar a tu negocio y tus  sectores, y pueden ser tan amplios o granulares como desee. No hay una forma establecida. Todo se reduce a lograr tus objetivos y qué áreas son importantes para ti.

Cómo elegir tu benchmark competitivo

Con tantísismas variables que se pueden incluir, ¿cómo eliges tu benchmarking ideal?

Por supuesto, tus  KPI preexistentes son un buen comienzo, pero esta podría ser una oportunidad para expandirse. Primero pregúntate qué estás buscando. Haz una valoración de qué métricas pueden ser indicadores de resultados escalables en el tiempo.

Por ejemplo, si tu posicionamiento en redes cae y tus  competidores ocupan el primer lugar, significa que es hora de indagar en el problema. O tienes un problema o la competencia una virtud. Sea lo que sea, necesitas averiguarlo de igual manera.

Cómo elegir un competidor como punto de referencia

Hay muchos enfoques diferentes. Los competidores y tu relación con ellos pueden variar ampliamente, por lo que a quién puedes incluir depende de lo que necesites de ellos.

Una opción es compararla con el competidor más cercano. Probablemente aquellos que son más similares a ti en tamaño y éxito. Esto te da una imagen clara de las empresas con las que compites directamente y quiénes tienen más probabilidades de seguirlo.

Esta es una excelente opción para planificar y aprovechar oportunidades inmediatas a corto y mediano plazo. Puedes ver que el rendimiento de SEO de tus  principales competidores ha tenido una tendencia a la baja en los últimos meses. Esto podría significar planificar tus  propios esfuerzos de SEO para compensar la pérdida de tráfico y asegurarte de que no te suceda lo mismo.

Por supuesto, es posible que ambiciones ir más allá de tus competidores más cercanos o pequeños y estés buscando asemejarte a uno mayor.

En este caso, compararlos puede darte una idea de cómo lograr su éxito. Sabemos que estos números pueden parecer deprimentes al principio, pero con la investigación necesaria, verás enfoques comunes entre las grandes empresas, o áreas en las que eres particularmente débil en comparación con ellas.

Obviamente, no es tan sencillo como simplemente imitar los aspectos que hacen mejor que tú, pero puede darte información muy valiosa sobre cómo funcionan. También te da una idea de cómo sientan las bases para futuros trabajos y proyectos.

Otra forma es mirar hacia abajo a la mesa. Siempre hay empresas más pequeñas. En una era de disrupción de industrias enteras, sería un error no centrarse en los pequeños.

La evaluación comparativa de los ‘players’ más pequeños en el tablero puede dar sus  frutos. Esto significa que puedes ver quién lo está haciendo bien y qué tan bien lo está haciendo. De esa manera, estarás listo cuando tengan más éxito y te alcancen. Esto debería ayudar a evitar que te pillen desprevenido.

En última instancia, el propósito del benchmarking determinará quién está incluido. Recuerda que juntar a todos, grandes o pequeños, hará que tu informe pierda el enfoque. Segmenta a tus  competidores en informes separados para adaptarte a tus  resultados esperados.

Cómo medir tus métricas comparativas dentro del benchmark

Aquí se nos presenta un problema. Puesto que tienes acceso a toda tu información, pero ¿qué pasa con otras empresas? Algunos datos son más fáciles de acceder que otros.

Las métricas de SEO son fáciles de conseguir. Hay toneladas de herramientas que pueden decirte cómo está funcionando un sitio web. Estos datos son todos públicos, por lo que no hay problema de accesibilidad con unos mínimos conocimientos en la materia.

Siguiendo con los datos públicos, el share of voice se puede medir a través de canales online y métricas de redes sociales. Aquí es donde interviene Atribus. Nuestra plataforma te permite rastrear una gran cantidad de KPI’s que tanto propios como de competidores sobre cualquier tema en el que estés interesado.

Los datos privados son más difíciles de conseguir. Las empresas pueden ser muy cautelosas con los datos que publican. Obviamente, no puedes simplemente llamar a tus competidores y pedirles todos los datos que quieras.

Eso no significa que no puedas conseguir algunos. Haz tu investigación. Consulta informes de ventas, artículos de noticias y comunicados de prensa para obtener información de las empresas (también puedes utilizar Atribus). Si puedes encontrar publicaciones, probablemente tengas algo que usar para tus  puntos de referencia. También hay empresas como Nielsen que realizan investigaciones con fines de evaluación comparativa e investigación.

Otra opción es realizar tu propio estudio de mercado y realizar el benchamrk a partir de este. Una herramienta de inteligencia competitiva como Atribus te permite hacer estudios de mercados con un clic y de forma sencilla automática.

Deja un comentario